Para ello, se llevarán a cabo distintas convocatorias, por períodos determinados. En cada una de ellas se seleccionará un equipo diferente basado en su actitud investigadora y su talento creativo. En cada convocatoria se profundizará sobre un «gran» tema de estudio, que será global para todo el equipo y estará siempre contextualizado en el marco de la creatividad y la innovación. Esta temática principal se compaginará con temas personalizados secundarios, que se asignarán a cada uno de los integrantes del equipo y se desarrollarán a nivel individual.

Los resultados generados en cada convocatoria se compartirán a través de diferentes formatos.

La exposición que se podrá ver en Cala Montjoi, un proyecto en continuo work in progress, tendrá una importancia clave, pues permitirá a los visitantes del centro reflexionar sobre el conocimiento conectado, la gestión, la innovación y la educación y servirá a su vez de herramienta de trabajo a los equipos que formen parte de cada una de las siguientes convocatorias. Esta doble función dará significado al concepto de lab expositivo, en el que todo estará en constante evolución, permitiendo que cada día sea diferente a todos los demás.